Imagen

El Juzgado Mercantil número 5 de Barcelona ha anulado por abusiva una cláusula suelo del Banco Sabadell porque ésta se insertaba dentro del contrato hipotecario en una “maraña de información sobre los intereses”, por lo que no era transparente. Además, condena a la entidad a devolver 7.005,72 euros a los afectados.

La sentencia hace referencia a un préstamo con garantía hipotecaria firmado el 3 de febrero de 2000 por los afectados con el Banco Sabadell. En este caso, la Sala detalla que no se trata de que la cláusula sea sencilla, sino de que no va a acompañada de otros datos.

“Por el simple formulismo o redacción de la cláusula y que le permite superar el control de incorporación no se puede deducir sin más el perfecto conocimiento de la cláusula, de su trascendencia y de su incidencia en la ejecución del contrato, a fin de que el consumidor pueda adoptar su decisión económica después de haber sido informado cumplidamente”, añade.

El juez insiste en que en un préstamo a devolver en 30 años es necesario que la entidad financiera acredite que el consumidor “comprendió o entendió la dimensión del precio que iba a pagar”.

También resalta que en este caso la cláusula suelo aparece “conjuntamente con la cláusula suelo techo o tipo máximo de interés, un 12%, algo absolutamente irreal e imposible y que únicamente puede servir de señuelo para influir en el conocimiento del consumidor convencido de una apariencia de contraprestación a su favor”.

Como resumen, el magistrado indica que en este caso se constata que “no hay prueba alguna de que Banco Sabadell incidiera en la cláusula suelo en su negociación con el consumidor para que éste fuera perfectamente cabal de lo que estaba contratando y en fin de cómo iba a devolver el préstamo”.

Fuente:EUROPA PRESS