La Eurocámara, ha aprobado la iniciativa ( no siendo aún definitivo) de prolongar la baja por maternidad remunerada con el 100% del salario hasta 20 semanas, desde las 14 mínimas establecidas en la UE, e introducir en el derecho comunitario la posibilidad de que los Estados miembros faciliten una baja, también remunerada, de al menos 2 semanas a los padres cuyas parejas den a luz. Se instituiría, junto a todo ello, un periodo de medio año tras el final del permiso de maternidad, en el que la trabajadora estaría protegida contra el despido.

Este importante avance para los derechos de la mujer en Europa ha sido posible gracias a los 375 votos a favor que ha recibido el texto de la propuesta en la Eurocámara, frente a los 208 en contra de eurodiputados que se han opuesto por diferentes razones, entre las que destaca el argumento de que en la crisis actual este nuevo gasto a las arcas públicas de los diferentes sistemas de seguridad social no es lo más recomendable, tesis defendida sobre todo por los representantes de Alemania, tanto conservadores como socialistas.
La aprobación de la propuesta de Estrasburgo en primera lectura, por lo que el texto tendrá que volver al Consejo de Ministros de Empleo de la Unión Europea y de nuevo a Estrasburgo en segunda lectura. En todo caso cabe recordar que los países europeos tienen libertad para establecer la baja por maternidad que consideren oportuna, siempre que sea por lo menos igual al mínimo decidido en el ámbito comunitario. En el caso de España la actual baja maternal retribuida es de 16 semanas y la ampliación a 20 tendría un coste aproximado de 988 millones de euros, según cálculos de la Eurocámara.
Aunque se perfila como algo definitivo, aún no lo es. Estaremos pendientes