¡Por fin vacaciones!, hacemos maletas, cargamos el maletero de nuestro coche y… ¡ a viajar !. Sin duda la época estival es la de mayor confluencia de vehículos en las carreteras españolas. Todos queremos viajar y cambiar de ambiente, irnos lo más lejos de nuestra rutina diaria y despejar la mente de la presión del trabajo y la vida diaria……. ¿pero a qué precio?. Como cada año, las televisiones llenan sus telediarios con noticias relativas al trafico veraniego, pero ¿informan debidamente de las consecuencias que tienen un imprudente comportamiento al volante?. Como es evidente no nos vamos a adentrar en el mundo de las imprudencias, los accidentes ni como evitarlos, sólo hablaremos de lo que sabemos.
La no tan reciente reforma del Código Penal introdujo cambios sustanciales en relación a los delitos contra la seguridad en el tráfico. Dentro de las innovaciones introducidas por la LO 15/2003, por la que se modificó la LO 10/1995 de 23 de noviembre del Código Penal, encontramos varios preceptos fundamentales, a saber:
1) Conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas o drogas tóxicas ( modificando así el Art. 379 Cp). Como bien sabemos, ” si bebes no conduzcas” como nos decía Stevie Wonder en aquel anuncio ochentero, pero no sé por qué, la gente se preocupa más en el límite permitido ( que es de 0,25 miligramos de alcohol por litro de aire espirado) que por las consecuencias personales y penales que puede tener una conducción bajo los efectos del alcohol.
2) Conducción temeraria, que modifica el Art. 381 CP, conductas imprudentes que son castigadas duramente.
3) Conductas que originen grave riesgo para la circulación ( que son esos despistes que nos hacen pararnos en medio de una autopista para ver si hemos metido bien las coordenadas del GPS).
4) Modificación del Art. 636 Cp en relación a la obligatoriedad de estar en posesión del preceptivo seguro de responsabilidad civil del vehículo ( en caso de no tenerlo, se procede a la retirada del carro en cuestión).
Así pues y visto qué son los delitos contra la seguridad en el tráfico, intentemos ser prudentes al volante y de disfrutar de las vacaciones.