Dado, gracias a Dios, el continuo trabajo en mi despacho profesional, os he descuidado estos últimos días, así que imitando y plagiando descaradamente un artículo de mi querido amigo y familiar Javier en su blog http://sociedad-aladeriva.blogspot.com/ os pido disculpas y continuamos con nuestros agentes de la edificación.