Como veis, la dinámica del blog se está estableciendo de la siguiente manera: artículo sobre derecho e información general y tras él una noticia de relevancia. Pues bien, antes de publicar mañana el post sobre el promotor inmobiliario, concepto responsabilidad etc. Quiero hacerme eco de una noticia: Reforma de la Ley del aborto.

Esta reforma prevé el aborto libre hasta un plazo máximo de 14 semanas ampliables a 22 cuando exista riesgo para la vida de la madre o la integridad del feto y permite a una menor de 16 años someterse a un aborto sin autorización paterna. Ello suscita la pregunta del millón: si puede abortar libremente una niña de 16 años, ¿ por qué no puede beber alcohol, votar o comprar tabaco? No quiero decir con ello que esté de acuerdo que puedan hacer ese tipo de cosas.

Pues bien, ante ello dicho dislate, más de 40 asociaciones se han reunido para organizar una macro manifestación en el mes de octubre.

No os podéis imaginar que repercusión social, política, moral y por supuesto jurídica ( que es lo que interesa en este blog) que está teniendo, sobre todo en nuestro ámbito nos podemos ver en un “jaleo” a la hora de determinar quién es el culpable en caso de ( Dios no lo quiera) muera una niña de 16 años en un quirófano por abortar. ¿ quién será responsable? ¿quién autorizó esa operación? ¿ hay que modificar la Constitución?. Os dejo con ese pensamiento