Son muchas las personas que, o bien lo han sufrido directamente o tienen conocimiento que le haya ocurrido a un conocido, después de adquirir una vivienda nueva han tenido que pasar por un calvario de reclamaciones para que le sean reparados miles de defectos constructivos, tanto comunes como en su propia vivienda.
Muchos no saben ni como comenzar estas acciones y terminan contratando los servicios de un abogado, y por ende, los de un técnico ( arquitecto o perito especializado) que es el que elabora un informe detallado de los daños que aparecen en la vivienda o en el edificio.
¿ Qué hacer? ¿cuánto tiempo dispongo para interponer las acciones oportunas?
La Ley de Ordenación de la Edificación marca unos plazos para poder reclamar a los agentes que intervienen en el proceso constructivo. Así pues en su Art. 18 establece un plazo de dos años para reclamar los defectos por vicios en la construcción, sin perjuicio de las acciones que puedan subsistir por incumplimiento contractual, a lo que estaríamos a cada caso concreto.
Así el Art. 19 de la misma Ley marca una serie de garantías y plazos que deben cubrir la responsabilidad de los agentes dependiendo de los daños que se puedan producir.
Deben suscribir un seguro de daños materiales o seguro caución para cubrir durante un año desde la terminación de las obras para cubrir los posibles daños producidos en los acabados y terminación de las obras ( pintura de paredes, puertas que no cierran, ventanas rayadas…) que puede ser sustituido por la retención por parte de la propiedad del 5% del importe de la ejecución material de la obra ( que es lo más habitual).
También deben suscribir un seguro, para cubrir durante tres años, los defectos constructivos que afecten a las instalaciones y por tanto a la habitabilidad de las viviendas. ( Desagües, sistemas de impermeabilización, sistemas eléctricos..)
Y por último un seguro ( éste suscrito por el promotor directamente) llamado decenal, para cubrir durante diez años los defectos estructurales del edificio( vigas, cimientos etc..)
Debemos saber que estos plazos para reclamar son interrumpidos desde el momento en que son reclamados de forma fehaciente, reclamación previa que es base de la futura demanda de reclamación por daños en la construcción. ¿quién debe responder? ¿el promotor, el constructor o la dirección facultativa?, Todo ello en un próximo artículo.